Una Cosa es Ser… / #MarcaPersonal

23004498_10210022553821089_1955862788725926030_oTres muchachos, de ESPN; bueno, una chica y dos chavos, comentaban el partido entre Morelia y Toluca.

Por: El Rayo

El pasado domingo, por casualidad me hallé por ahí un resumen de la jornada futbolera No. 15 del futbol mexicano.

Tres muchachos, de ESPN; bueno, una chica y dos chavos, comentaban el partido entre Morelia y Toluca.

Se enfocaron en el sorpresivo triunfo del equipo del profe Roberto Hernández, el vicepresidente o director deportivo de Monarcas, que se quitó el pantalón largo, se puso el corto, y puso orden en el cuadro tarasco.

Beto Hernández está brillando más como entrenador que como jugador, cuando lo vimos hace algunos ayeres como un modesto lateral, eso sí, muy cumplidor, en Rayados, en los tiempos de Boy o Salah, éste último hoy flamante mandamás de todo el futbol chileno a nivel federación.
Hernández, como el profe José Guadalupe Cruz (quien lleva más campeonatos que Romano y los mismos que Lavolpe), son de esos entrenadores que cada que pueden dan muestra de su capacidad, pero no los quieren por morenitos y chaparritos… si no hablan como uruguashos o argentinos, no los ocupan.

Por suerte, ahora tienen trabajo y lo hacen bastante. Morelia, como tercero general, y Atlas por ahí en medio, pero encima de equipos “grandes” como Pumas, Chivas, Toluca, Santos y Xolos, entre otros, por lo menos cuatro de ellos con entrenadores sudamericanos que están dándolas… timas.

Pero les decía de estos tipos de Espn, que cuestionaban el trabajo arbitral de mi compadre pelochas Paco Chacón, cuando marcó un tiro penal sobre el tiempo, advirtió que el partido se acababa en automático al finalizar la ejecución, es decir, si lo anota, gol, si lo falla, ciao! y ahí se acaba el corrido… nada de que si rebota en el palo, luego le pega dos veces en la cabeza, luego en la banderola, luego en la pelona de árbitro, luego en el travesaño, le cae de pechito a un delantero y la mete, es gol… no señor. O el portero la rechaza, le cae a otro jugador de cualquier bando y la empuja, gol. Menos.

La regla dice que al tirar, si se anota es gol, si se falla, no lo es. Pero al cruzar la línea, rechazar el arquero o un poste, tan tan… adiós. Todo lo que ocurra después no importa.

Eso sí, el arbitrario debe advertir a todos los jugadores que tomó esa determinación.

Los tres ilustres (para mí, en su barrio deben tener hasta club de fanses) desconocidos de la tele estaban –por lo menos la tipita y otro de ellos–, aferrados a que por qué no dio por bueno el gol Chacón, si “¿qué tanto pasaría entre el rechace y el segundo remate, dos-tres segundos?”… decían.

Lo grave no es que no se sepan las reglas. Muchos con micrófono son zonzos y no las saben… lo grave es que teniendo cuatro o cinco horas para investigar qué dice el reglamento, ellos y su producción se arriesguen a peñanetiarla al aire…

Dijo mi compadre, el profe Hermenegildo Torres: “Una cosa es ser pndjo… y otra, andarlo presumiendo”…

¡Pos oyeee!

SAQUE DE NETA…

No estoy seguro de que haya sido una coincidencia, el caso es que con diferencia de horas se dan a conocer dos notas que causaron escándalo. Bueno una no tanto.

La primera fue la renuncia de Emilio Azcárraga de la silla dorada de Televisa y la otra, los arreglos de parte de una empresita suiza, filial de Televisa, en un caso de sobornos a funcionarios de la FIFA por 190 millones de dólares, para obtener los derechos del trasmisión de la Copa del Mundo.

Alejandro Burzaco, empresario que se declaró culpable de entregar millones de dólares por sobornos a dirigentes de la FIFA, ayudó a la filial de Televisa, Mountrigi Management a conseguir la transmisión de las Copas Mundiales de futbol hasta el 2030, de acuerdo con una publicación del The New York Times.

De ese vuelo…

Lo curioso es que en México solo algunos medios replicaron la nota del NYT… propiedad de Carlos Slim.

Share Button
Tags: ,