El pasado de Sepúlveda / #ElRayo

20160904123701El delantero de los Gallos Blancos tuvo buenos destellos en el partido contra El Salvador

Por El Rayo

El jueves o viernes pasado, los fanses de las Chivas postearon por ahí en redes un videíto de la práctica del chiverío en Verde Valle.

En la acción dice que Alan Pulido consigue un golazo en la práctica. El ejercicio consistía en recibir, darle a un compañero, que le devuelve en corto y desde cerca del pico del área grande tirar a puerta.

Pulido anota con un disparo fuerte, con efecto, cerca del ángulo y el portero solo se le queda viendo…

Ya cuando jugaron contra el Dynamo de Houston, ya no se pudo… dos o tres que tuvo por ahí Alan, las tiró fuera, o no llegó a tiempo. Voluntad y ganas no le faltaron, solo puntería.

Pero siempre va a ser difícil evaluar a un jugador por lo que hace en una práctica donde los mismo compañeros juegan flojitos y una velocidad de segunda, sin apretar severamente marcas ni emplearse fondo.

O sea que, moraleja: Esperen mejor a ver qué hace en el juego y lo de las prácticas, pos emociónense con cualquier cosa, pero no lo anden divulgando. Eso no vale. Es de broma. Esperen los partidos de verdad para ver de qué color pinta el verde y de qué cuero salen más correas…
—–
Una grata sorpresa resultó el muchacho Ángel Sepúlveda en el partido ante El Salvador, la noche del viernes pasado.
No sólo porque haya anotado, se le ve con mucha idea, para jugar como mediapunta, detrás del centro delantero y con buenos destellos.

Ángel ahora juega para los Gallos Blancos, pero forma parte de aquel grupo de morros que jugaban para un equipo llamado Los Mapaches de Nueva Italia, Michoacán, que en su momento fueron detenidos para investigación por ser un equipo financiado por un cártel del narcotráfico, y que no vamos a decir nombres, pero que tiene un nombre parecido al programa de Chabelo, de esos que se veían en Familia…

Los chamacos aquellos, en un capítulo más de la teleserie imaginaria llamada El NarcoFutbol Mexicano, se dijeron inocentes y aunque fueron detenidos en su llegada a Coapa para un partido ante la reserva americanista, obviamente no fueron criminalizados.

Pero por supuesto que sabían…

Mientras los demás equipos de la categoría viajaban en Flecha Roja y autobuses escolares de un pueblo a otro para jugar, estos traían un autobús de esos tipo Turista Plus Clase Premier que en lugar de 4 en la fila de asientos, traen solo 3, tipo descanset, con reposadera de pies, le aplastas un botón y hasta te da masaje, sin contar que traes en el descansabrazos, obviamente con WiFi, y una serie de botones para elegir qué ver en la pantalla de la cabecera de enfrente.

O sea, no traen una pantalla viendo todos lo mismo, sino que puedes elegir en cada asiento entre ver películas (drama, acción, infantiles, terror, etc.) documentales, conciertos, videojuegos, teleseries y ponerte los audífonos y viajar con tremendas comodidades, inmerecidas para chamacos de 15 y 16 años que apenas se están enseñando a jugar futbol y ya los chiflan como a figuras.

Dice Sepúlveda que a punto estuvo de dejar el futbol luego de aquel episodio, pero siguió y ahora puede recordar aquello solo como un anécdota.
….
Pues Sepúlveda y otros 10, saltan a la cancha del Azteca este martes para cerrar la etapa previa al hexagonal de Concacaf donde hace 4 años terminaron pariendo puercoespines y con el alma en un hilo porque el boleto estuvo en riesgo en todo momento.

No van ni Jiménez, ni Chícharo, ni Oribe, que son los tres mosqueteros del ataque tricolor, pero sí estarán por ahí los chavos como Saldívar y Sepúlveda para tratar de vencer a los catrachos.
—–
Lo que tiene Darwin Quintero, es aquello mismo que tenía Miguel Calero y que lo llevó a la tumba.. Mejor parar y arreglar ese asunto. No es sencillo, ni es un asunto menor.

Todas las precauciones son pocas si se trata de la salud de una persona, seas futbolista famoso… o no.

Share Button